2006

Acento sueco en San Roque

La victoria correspondió a Niclas Fasth, que batió a John Bickerton en el desempate.
José Manuel Lara, tercero en la clasificación, se convirtió en el principal baluarte del golf profesional español.


 

Un mismo club, aunque diferente recorrido, una misma nacionalidad para quien se encargó de levantar la copa de campeón, aunque encarnado en un golfista distinto, y un mismo desenlace, un emocionante playoff de desempate como colofón a un torneo de envergadura. El Andalucía Open de España Valle Romano, que tuvo lugar en San Roque Club por segundo año consecutivo, acabó desvelando, en el marco de ese curioso paralelismo, al nuevo ganador, el sueco Niclas Fasth, que acumuló otra muesca en su cinturón de éxitos.

Puño al aire en señal de triunfo

Antes de que Niclas Fasth lanzase el puño al aire en señal de triunfo, una vez superado un intensísimo y amplio playoff ante John Bickerton –¡¡que se dilató durante 4 hoyos!! –, sucedieron un montón de acontecimientos interesantes. No en vano, el titulo de Fasth fue labrado a base de esfuerzo, de aciertos más o menos continuos y de superaciones personales en los momentos más críticos, esos en lo que es preciso tener nervios de acero y pulso de hierro para embocar la bola allá donde yerran los rivales.
Para empezar, la primera jornada cumplió con todas las expectativas, especialmente porque los golfistas españoles rindieron a gran altura. Hombres como Miguel Ángel Jiménez, Juan Parrón y Raúl Ballesteros se colaron en la tercera plaza a un solo golpe Graeme Storm y José-Filipe Lima, primeros líderes con 7 bajo par. El malagueño jugó con mucha calma y muy concentrado, sobre todo en los últimos nueve hoyos, cuando se levantó el viento de poniente; el almeriense, que disputaba su primer torneo del Circuito Europeo, fue siempre muy tranquilo y muy recto, con dieciséis ‘greenes’ alcanzados, mientras que el cántabro, por su parte, iba camino de hacer una machada (nueve bajo par en el 16), si bien un mal final, con tres golpes perdidos, le amargó relativamente el día.
Por lo que se refiere a los extranjeros, Niclas Fasth (-5) comenzaba a dar muestras de sus acaparadoras intenciones, mientras que Colin Montgomerie se sobrepuso a la ausencia de su caddie habitual para firmar cuatro golpes menos, un poco lejos del inglés Storm y del portugués Lima, que con 65 golpes rubricaban el récord del campo.

Un líder sólido

La segunda jornada resultó de lo más movida. Por la mañana sopló viento de levante; a medio día se oscureció el cielo e incluso refrescó un tanto, mientras que por la tarde volvió la calma absoluta y el calor asfixiante. Entre tanto cambio climático, el inglés Graeme Storm se mostró como un líder sólido. Había sorprendido en la primera jornada alcanzando la cabeza y en la segunda la mantuvo a lo grande, con tres birdies en los últimos hoyos que le mantuvieron en su posición de privilegio.
El ataque español no se quedó atrás. Por la mañana fue el amateur castellonense Jordi García del Moral el que entregó la mejor tarjeta (68) para un acumulado de menos ocho, con un solo “bogey” en dos días, si bien las principales opciones nacionales se centraban en José Manuel Lara (-10) y en Carlos Suneson (-11).
El valenciano, con un swing más asentado desde que lo cambió en Portugal, aprovechó las bondades del campo para colocarse a dos golpes del líder, mientras que el canario, que terminó después, se entretuvo en igualar el nuevo récord del campo (64 impactos) que horas antes había logrado el danés Thomas Bjorn.

Los pesos pesados, a la expectativa

El guión de la competición durante la tercera ronda, crecientemente interesante, se ajustó como una horma de zapato a lo acontecido en las dos jornadas precedentes: un líder poco habitual, unos pesos pesados a la expectativa y algunos españoles con opciones de triunfo, en concreto José Manuel Lara y Carlos Suneson.
El primero de la tabla, a falta de 18 hoyos, era David Griffiths. El golfista inglés estuvo viviendo su particular cuento de Cenicienta durante 53 hoyos, jugando como los ángeles, sin cometer un solo error y comandando la clasificación con 18 golpes bajo par.
No obstante, en el hoyo 17, a punto de finalizar, envió la bola a la izquierda y le quedó mal colocada, lo que a la postre le costó su primer bogey del torneo.
Griffiths, que nunca había gozado de una posición similar (su mejor puesto era un séptimo en Madeira, el mes anterior), llevaba dos golpes de ventaja sobre un dúo sueco, Niclas Fasth y Robert Karlsson, el primero de ellos en posición de letargo antes de dar el gran zarpazo.
No en vano, Niclas Fasth, jugador de la Ryder Cup, estaba alcanzando su nivel ideal con el putter, una circunstancia que se reflejaba ampliamente en su juego, todo ello mientras que José Manuel Lara y Carlos Suneson soportaban la presión como podían, empatados en la sexta plaza a cuatro golpes de la cabeza.
Quien guardaba para siempre en su memoria lo vivido era Jordi García del Moral, 68 golpes en el tercer recorrido. El castellonense, que se pasará a profesional el año que viene, era decimoquinto con 10 bajo par tras acumular experiencias positivas de su partido junto a Colin Montgomerie y Gary Orr.

La rúbrica definitiva, en el playoff

Quedaba, pues, el punto y final, la rubrica definitiva por parte de aquel jugador predestinado a generar mayores sonrisas al término de la competición. Niclas Fasth se puso a ello de inmediato, tomando el liderato del torneo a mitad de la ronda tras aprovechar un momento de desfallecimiento de Thomas Björn, que cometió un doble bogey en el hoyo 8.
Todo parecía indicar que el sueco iba a ser capaz de aguantar cómodamente hasta el final en su privilegiada posición, pero tan halagüeños augurios se tornaron en crecientes pesadillas conforme se acercaba el final de la competición. No en vano, unos últimos hoyos francamente desafortunados le pusieron contra las cuerdas.
En el 16, por ejemplo, Niclas Fasth erró un putt de un metro para eagle, una adversidad que le marcó para los dos siguientes, en los que perdió un golpe en cada uno de ellos, viéndose abocado a disputar un incierto playoff.
Su compañero de desempate le esperaba tranquilo en la casa club. Se trataba del sorprendente John Bickerton, ganador el año pasado en Abama, un jugador que poco a poco se está especializando en terminar a lo grande. Bickerton ya tenía firmada una tarjeta de 18 bajo par y necesitaba un pinchazo del nórdico para optar a los 275.000 euros del primer premio, justo lo que sucedió.
Y es que, aunque Niclas pateó para ganar en el 18, su bola no entró, punto de inicio de un interminable desempate que fue generando sensaciones diversas a pesar de que Niclas Fasth llevó siempre la iniciativa en los hoyos extra, una historia que por momentos parecía interminable.
Se jugó, por tres veces, el hoyo 18, y en dos de ellas Niclas Fasth tuvo en sus manos el golpe decisivo. No obstante, tuvo que ser en el cambio al 9 cuando se produjera el gran golpe de efecto: Bickerton se fue a la carpa de hospitalidad en su segundo golpe y ahí acabaron sus opciones. Aunque pudo dropar sin penalidad y salvar el par, un birdie magistral de su competidor le quitó la copa de las manos.
“Es mi forma de jugar, siempre voy con mucha energía –declaró el campeón, que sacó el puño con enorme rabia cuando embocó el golpe decisivo-. No he estado jugando especialmente bien esta semana, pero me las he apañado para ir dando los golpes importantes en los momentos clave”.
Quienes también completaron un torneo redondo fueron José Manuel Lara y Carlos Suneson. El valenciano terminó tercero a un solo golpe de quienes protagonizaron el desempate, lo que le sirve para retener la tarjeta del Circuito para el año próximo, mientras que el canario, que acabó noveno, demostró que su momento de forma está siendo cada vez mejor.

CLASIFICACIÓN FINAL

1.- Niclas Fasth (Suecia) – 270 (playoff)
2.- John Bickerton (Inglaterra) – 270
3.- José Manuel Lara (ESPAÑA) – 271
+.- Phillip Archer (Inglaterra) – 271
+.- Thomas Bjorn (Dinamarca) – 271
+.- Matias Eliasson (Suecia) – 271
+.- David Grifiths (Inglaterra) – 271
+.- Gary Orr (Escocia) – 271
9.- Carl Suneson (ESPAÑA) – 272

Por Miguel Ángel Caderot
Real Federación Española de Golf

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest